4 dic. 2015

Juego para introducir el plano cartesiano

Si nos situamos desde una mirada de la matemática como actividad, no vale enseñar herramientas matemáticas que el estudiante no ha tenido la oportunidad de necesitar. De acuerdo a esto, la principal labor del docente es crear y gestionar situaciones problemáticas que activen el impulso matematizador.

En la web se pueden encontrar muchos y muy entretenidos juegos para aprender a usar el plano cartesiano (como el “Combate Naval” o “Descubre el dibujo”), pero no están pensados para construir la necesidad de su uso, sino para aprender y practicar la codificación y decodificación de coordenadas.



¿Cómo hacer que los estudiantes "necesiten" un plano cartesiano?:  El juego del punto

Este juego me parece un inicio ideal para el tema del plano cartesiano, allá por 4º o 5º básico.

Se trata de un juego de comunicación para equipos de 2 personas en el que hay un “Instructor” y un “dibujante”.
  • El instructor recibe una hoja cuyo único dibujo es un punto, situado en un lugar que el dibujante no conoce. El dibujante tiene una hoja en blanco del mismo tamaño que la del instructor. 
  • El juego consiste en que el instructor envíe por escrito todas las instrucciones que estime necesarias para que el dibujante pueda ubicar en su hoja un punto exactamente en el mismo lugar que él (nosotros usamos whatsapp con la condición de que no se pueden enviar fotos, pero pueden ser cartitas de papel también) 
  • Una vez que el dibujante ha ubicado el punto según las instrucciones dadas, se reúne con el instructor para comparar sus hojas. 
  • Gana el equipo cuyos puntos coinciden en la ubicación (o bien el equipo que estuvo más cerca de hacerlo) 
  • Los compañeros que ganan deberán mostrar las instrucciones que le permitieron al dibujante ubicar el punto de manera tan exacta. 

¿Qué pasa durante el juego?

Pasa que las primeras partidas tienen unos resultados desastrosos que nos hacen reír a carcajadas todos. Nadie acierta porque han dado las instrucciones demasiado a la ligera, creyendo que decir “arriba a la derecha” es suficiente. 

Entonces vienen otras partidas y las instrucciones se van haciendo cada vez más específicas: “Divide la hoja en cuatro. El rectángulo de arriba a la derecha divídelo en cuatro también”… “Dobla la hoja por la mitad y después otra vez 3 veces más. Avanza 2 cuadritos a la derecha y después baja 3, dibuja el punto en la esquina izquierda”

¿A qué les suena eso, profes?

La entrada al plano cartesiano...